MI AMIGO EL GIGANTE

Director: Steven Spielberg
Calidad Técnica: Muy buena
Duración: 117 m.

Resulta curioso que se le críticase a una película de Spielberg que los efectos especiales no tuviesen un acabado perfecto. Pero obviamente es deliberado. Ayuda mucho a crear la sensación de cuento.

Sin duda Spielberg es uno de los pocos directores capacitados para atrapar el espíritu de los relatos de Roald Dahl. En esta ocasión logra una adaptación bastante buena.

Hay humor, nostalgia, sentimientos y, sobre todo, muchísima imaginación. Muy original, muy imprevisible. La película arranca rápidamente. Sophie y el gigante se conocen enseguida. A partir de ahí se trata de profundizar en su relación. Dos seres aparentemente muy diferentes que llegan a una intimidad profunda.

La caza de sueños, los otros gigantes malos, la reina de Inglaterra… Van surgiendo elementos diversos que resultan siempre atractivos.

Spielberg vuelve a lo que mejor sabe hacer. Fabricar cuentos asombrosos. Y podrá haber quien no aprecie estos relatos sencillos e ingenuos, pero es la mejor película del director en muchos años.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter