DOCTOR EXTRAÑO

Director: Scott Derrickson
Calidad Técnica: Buena
Duración: 115 m.

 Marvel tiene claro que en el cine de superhéroes, o se hace un drama tipo El caballero oscuro (cosa bien difícil) o se debe optar por el humor.

Doctor Extraño tiene mucho humor y es un punto importante a su favor porque desmitifica la idea mágica, mística y onírica. Véanse por ejemplo las divertidas escenas con la capa de levitación. La otra cuestión que juega a su favor es la espectacularidad visual, con efectos Droste y con fractales.

Es cierto que la idea está tomada de Origen. Aquí la potencian más, con largas peleas que no son muy originales pero que quedan muy resultonas a lo largo de esos edificios que se pliegan, se curvan o se invierten.

Además hay que destacar la presencia de dos actores británicos de gran nivel. Por un lado Benedict Cumberbatch y, por otro, como su profesora, Tilda Swinton. Cambiar a El Anciano de los cómics por La Anciana cinematográfica es una gran idea si Swinton la interpreta.

Hay una escena entre los créditos (la cerveza de Thor) y otra escena más al final. La primera divertida y, la segunda, importante para una posible segunda parte.

 

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter