TROLLS

Director: Mike Mitchell y Walt Dohrn
Calidad Técnica: Muy buena
Duración: 92 m.

Las criaturas más felices del mundo son los trolls. Siempre están de fiesta. Fiesta tras fiesta. Ruidosas y alocadas. Y la troll más fiestera de todas es la princesa Poppy.

Pero un día, los malvados Bergen secuestran a un grupo de trolls para comérselos y la princesa Poppy tendrá que intentar rescatarles y convertirse en una líder para su pueblo.

Toda esa estética de colorines psicodélicos, de optimismo a prueba de bombas y esos trolls tan achuchables, buscan encantar al público infantil. Es, sin duda una película para niños.

Pero, por suerte, también es un cuento de hadas que pueden ver los adultos. Tiene un ritmo muy ágil, una banda sonora con versiones de canciones conocidas y mucho humor.

Está claro que no tienen un presupuesto elevado, pero suplen la sencillez de la animación con una imaginación desbordante y absurdas ocurrencias incesantes.

Además de rendir homenaje a cuentos clásicos (La Cenicienta, sobre todo), es también un ejemplo de lo que debieron ser las películas de Los Pitufos, su principal inspiración.

  

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter