ORGULLO Y PREJUICIO Y ZOMBIES

Director: Burr Steers
Calidad Técnica: Buena
Duración: 107 m.
Aspectos a destacar: Violencia, detalles sensuales

A comienzos del siglo XVIII, junto con especias y telas, llegó a Inglaterra una plaga de zombis. Ahora las señoritas de buena posición estudian dibujo, baile, idiomas y artes marciales. Las hermanas Beimet son expertas en shaolin y al baile van con un par de puñales en las ligas.

Jane Austen convirtió su Orgullo y prejuicio en un clásico instantáneo. Un retrato social que preludiaba el romanticismo de corte realista. Y alguien decidió incluir zombis en esta historia.

Pudo ser mejor pero es suficientemente entretenida. Respeta muchísimo el original. Son mejores las puñaladas verbales envueltas en la seda de la elocuencia que Elizabeth Beimet y Darcy se dispensan, fieles al original, que las puñaladas a los zombis. Indudablemente la escritora del XVIII gana a los guionistas del XXI

Pero tienen gracia las irrupciones de zombis con su plan perverso anti-anglicano para derrocar al rey.

Perfecta la ambientación y con un par de buenas escenas. Para aquellos que nunca se atrevieron con el original, tal vez la excusa de los no-muertos sea un buen acercamiento.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter