TOMORROWLAND: EL MUNDO DEL MAÑANA

Director: Brad Bird
Calidad Técnica: Buena
Duración: 130 m.
Aspectos a destacar: - - - -

Esta película tiene un problema fundamental: es demasiado ingenua. Es tan blanca, tan sin violencia, tan sin drama, tan para todos los públicos, que se le va la energía.

La historia es buena e incluso muy buena. Pero Brad Bird lograba más fuerza en Los Increibles. Hay cosas muy logradas en Tomorrowland. Se habla de Verne, Eiffel, Edison, Tesla (los cuatro Plus Ultra), de Ray Bradbury. George Orwell, Aldous Husley. Hay referencias a Indiana Jones (esa gorra) y a Terminator (esa persecución al camión). Tiene un humor muy singular (esas cocacolas). Y además tiene un estilo muy clásico, muy ochentero.

La presentación es ejemplar, con esa chica de apariencia normal que sale de la cárcel y a la que le va a ocurrir algo inquietante y maravilloso.

Están muy bien Hugh Laurie (muy interesante su discurso) las dos niñas e incluso George Clooney.

Pero le falta energía, garra, atrapar de verdad al espectador por el cuello y sacudirle.


Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter