CORAZONES DE ACERO

Director: David Ayer
Calidad Técnica: Buena
Duración: 134 m.
Aspectos a destacar: Mucha violencia

Uno de los principales problemas de las películas bélicas es su previsibilidad además de los clichés que se han ido afianzando: soldados variopintos, cumplir una misión, qué harás cuando vuelvas a casa. El esquema habitual.

Corazones de acero está muy bien rodada, con escenas poderosas y una ambientación magnífica. La devastación, el sentimiento de absurdo en el campamento, los refugiados, la brutal potencia de fuego que supone el avance de un tanque, la muerte dentro de un tanque, matar y rematar, la progresiva pérdida de moralidad, el peor lado de cada persona. La guerra embrutece.

El sargento Don tiene su tanque Fury. Fury es su arma, su hogar, su misión y finalmente. su última trinchera en la estacada. Brad Pitt guiando a Shia LaBeouf, Logan Lerman, Michael Peña.

Tiene mucho de épico pero también de excesivo, de exageración innecesaria. A ese combate final le sobran muchos minutos. David Ayer dirige con vigor, pero hasta la épica debe tener también un equilibrio.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter