EL EXTRAORDINARIO VIAJE DE T.S. SPIVET

Director: Jean-Pierre Jeunet
Calidad Técnica: Buena
Duración: 105 m.
Aspectos a destacar: - - - -

Es lógico que T.S. sea un niño un poco rarito porque dirige Jean-Pierre Jeunet y todos los personajes que salen de la mano de este hombre llevan consigo la inspiración. No es tan original como Amélíe pues la cámara no juega con tantos artificios, pero a cambio ha sido depurada hacia una mayor elegancia.

T.S. es un niño prodigio que descubre una maquina de movimiento perpetuo. Y gana un premio. Pero sabe que, siendo un niño, tendrá dificultades para que se lo concedan.

En el fondo es una road movie y, más al fondo, es un viaje iniciático cargado de profundidad y sentido, una búsqueda de lo importante. Ese progresivo despojarse de sus pertenencias y decenas de otras metáforas expresan esa ruta hacia lo esencial.

En realidad T. S. busca el sentido de la muerte, la muerte de su hermano, alguien que debería ser, que debe ser, movimiento perpetuo. Y de ahí el discurso en la entrega de premios. Solo el hombre puede alcanzar ese reto, así que ¿qué es la muerte?

Es tierna sin que el niño sea cargante, bonita sin ser pegajosa, inteligente sin ser pedante. Una gran historia, amable, simpática y con una visión enormemente positiva de la condición humana. Sorpende como siempre Helena Bonham Cárter y las apariciones de Dominique Pinon y Julian Richings.

 

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter