AMANECE EN EDIMBURGO

Director: Dexter Fletcher
Calidad Técnica: Buena
Duración: 100 m.
Aspectos a destacar: Algún diálogo soez.

Siempre resulta muy difícil tomar las canciones (ya compuestas) de un grupo musical y engarzarlas dentro de una historia que las integre a todas de un modo más o menos coherente. Prueba de esa dificultad fue el desastre de Mamma Mía a partir de las canciones de ABBA.

Ademas el público que se acerca a verlo es el que ya aprecia a ese grupo. Así que, quien ve Amanece en Edimburgo, es porque aprecia a The Proclaimett.

A partir de allí las cuestiones fílmicas, los caracteres, la trama, todo, pasa a un segundo plano. Al fan le interesa la canción y el modo en que la han coreografiado. El resto es prescindible.

Amanece en Edimburgo es muy superior a Mamma Mía pero sigue teniendo mucho de forzado, situaciones inverosímiles y atropelladas.

Tal vez la mejor adaptación sea la de Oh Jean cantada por la aguardentosa voz de Peter Mullan.

En cuanto a la canción estrella I´m Gonna Be (500 Miles) realizan una versión muy light que ha reducido su épica a algo blandengue. Pero seguro que los extras de esa plaza se lo pasaron genial colaborando


Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter