EL CORREDOR DEL LABERINTO

Director: Wes Ball
Calidad Técnica: Buena
Duración: 113 m.
Aspectos a destacar: - - - -

La influencia de Los juegos del hambre es evidente. Aunque ninguna de las producciones posteriores llegue al nivel de ella, está claro que a los adolescentes les gusta el género: un grupo de jóvenes aislados en una situación crítica y que deben sobrevivir

Un área cerrada por enormes muros. El muro se abre un poco al amanecer y se cierra al anochecer Tras el muro hay un gigantesco laberinto poblado por máquinas peligrosas.

La película tiene intriga porque nunca está claro qué es lo que ocurre ahí, el porqué, por qué esos chicos, Pero es también su principal inconveniente porque al final aún no han explicado nada. Eso deja una sensación de inutilidad. Todo lo que hemos visto es la simple superación de una prueba sin un propósito.

Eso posibilita más películas (de hecho todas las que quieran), pero si no hay una evolución en los personajes, un objetivo, resulta superflua.

Pese a todo resulta entretenida, tiene momentos espectaculares y, efectivamente, da a su público lo que promete. Lástima que, a diferencia de Los juegos del hambre no sea capaz de conectar con un público adulto.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter