CENICIENTA

Director: Kenneth Branagh
Calidad Técnica: Muy buena
Duración: 104 m.
Aspectos a destacar: - - - -

Pocos directores están tan acostumbrados a la fidelidad literaria como Kennetk Brangh. Sus escrupulosas adaptaciones de Shakespeare le convierten en el realizador idóneo para una obra en la que no se busca la originalidad sino la exactitud al texto.

Por eso, esta Cenicienta, quizá peca de ausencia de sorpresas. Es la historia tal y como la conocemos.

Sin embargo, Branagh convierte el relato en un producto barroco, visualmente muy rico, recargado en colores y en sentimientos. Véase ese vestuario, los salones de los palacios, el detallismo. Pero también su sorprendente interés por los personajes, su preocupación por otorgarles profundidad.

El director reduce la magia al mínimo, aunque cuando la emplea (la carroza en su doble transformación, los ratoncillos...) resulta espectacular. Prefiere detenerse en los matices psicológicos y la personalidad, con atención al drama.

Eso no significa que se ponga excesivamente serio. Tiene golpes de humor muy divertidos y juguetones.

Película entretenida, pero más vistosa que emocionante.


Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter