EL JUEGO DE ENDER

Director: Gavin Hood
Duración: 114 m.
Aspectos a destacar: - - - -

El libro es un clásico de la ciencia-ficción. Para muchos lectores la mejor novela de ciencia-ficción que se ha escrito. Ese referente ya es un problema a la hora de hacer una adaptación cinematográfica.

En buena parte la importancia del libro se debe a los diálogos, el uso de la palabra para atraer, convencer, manipular, levantar una reputación o hundirla. Duelos verbales que se pierden casi por entero en la película.

Sería impropio introducir tan largas parrafadas dialécticas y, el libro, abunda en ellas. Scott Card se anticipó a su tiempo con la idea de las redes sociales, la importancia, también, de la palabra escrita para crear opinión a nivel global. Y en la película se pierde esta faceta, a Locke y Demóstenes.

El segundo elemento importante del libro era la Escuela de Batalla, un lugar donde se entrenaba a niños con rigor militar para convertirles en los líderes del futuro contra la invasión alienigena. Este aspecto la película lo trata mucho mejor, aunque falta algo más de imaginación y profundidad en la psicología de los personajes.

El reparto adulto es esencial porque es el que logra aportar verdadero dramatismo a las escenas que lo requieren.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter