THOR: EL MUNDO OSCURO

Director: Alan Taylor
Calidad Técnica: Buena
Duración: 112 m.
Aspectos a destacar: - - - -

Terminator 2 en 1992 y especialmente Matri x en 1999, supusieron enormes adelantos en la tecnología de efectos especiales. Habían abierto las puertas para que el mundo de los superhéroes, siempre difíciles de adaptar, pudiera abrirse camino. Ahora, la avalancha, es continua. Y, si antes se medía muy bien el guión para películas que exigían enormes presupuestos, ahora ya no es tan necesario.

Thor: El mundo oscuro no es mala película. Pero no aporta absolutamente nada a lo que ya hemos visto (y seguiremos viendo). Hay buenas escenas de acción con frecuentes comentarios graciosos.

Pero son los secundarios los que resultan más atractivos: la becaria, el becario de la becaria y, sobre todo, Loki. Tom Hiddleston es un malo extraordinario. Verdaderamente malo, manipulador y muy divertido (véase el momento que toma la apariencia de Capitán América).

 La trama es un conglomerado poco afortunado: elfos, alienígenas, peleas con espadas, con armas láser... En el fondo repite la historia de El señor de los anillos con el éter y una portadora.

Entretenida, pero sólo un episodio más de ese serial de superhéroes Marvel.

 

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter