LLÉVAME A LA LUNA

Director: Pascal Chaumeil
Calidad Técnica: Buena
Duración: 104 m.
Aspectos a destacar: Detalles y diálogos sensuales

Desde 1884 una maldición pesa sobre las mujeres de la familia Lefebvre: siempre se divorcian del primer marido. Luego el segundo funciona. Así que Isa monta la Operación Stimorol: casarse con el primer cretino que encuentre y divorciarse 30 minutos después. Y ella que pensaba ir a Copenhague acaba con su abrigo polar en una piscina de Nairobi, en bata por las calles, con un equipamiento de un jugador de rugby... Luego Moscú. ·

Desde hace un tiempo la comedia americana se ha decantado por un estilo burdo y cafre. Y son los franceses los que están haciendo comedias al estilo americano clásico. Salvo algún pasaje algo tosco, Llévame a la luna es muy clásica, con guiños explícitos a los referentes del género de los años 50. ·

Diane Kruger, por primera vez, realiza una comedia. Y lo hace muy bien. Muy graciosas las escenas del ojo de cabra, la del león (un homenaje a La fiera de mi niña), la de la aparición de los masai, la del amigo imaginario...

Una comedia romántica bastante apañada y bien resuelta, tan artificiosa como cabía esperar, pero con un montón de secuencias divertidas que Boon aprovecha con eficacia.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter