IRON SKY

Director: Timo Vuorensola
Calidad Técnica: Buena
Duración: 99 m.
Aspectos a destacar: Una escena sexual

Antes de que terminara la II Guerra Mundial, un grupo de nazis se asentó en la cara oculta de la Luna. Durante todos estos años han estado esperando el momento oportuno para reiniciar la invasión. Ahora ha llegado ese momento.

La película, de origen finlandés, aunque con un reparto internacional, es una verdadera locura en sus planteamientos. Auténticamente marciana. La Casa Blanca está en manos de una mujer con un sospechoso parecido a Sarah Palin, los discursos de libertad se llenan de retórica nazi, los útiles de Apple se convierten en tecnología apta para la guerra y aparecen naves espaciales que lo mismo recuerdan a Star Wars, Star Trek o cualquier cómic de ciencia-ficción pulp.

Al principio, dentro de lo que cabe, la historia tiene cierta coherencia. Luego se convierte en una serie de gags descabellados, delirentes, algunos divertidísimos, otros menos. Desde luego no es un humor apto para todos los paladares. Pero si se aceptan sus mezclas imposibles y su desquiciada evolución (todo vale) es muy disfrutable. ·

 Para quienes, con mente abierta, busquen rarezas.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter