JACK REACHER

Director: Christopher McQuarrie
Calidad Técnica: Muy buena
Duración: 13o m.
Aspectos a destacar: Violencia. Una irreverencia

Un francotirador detenido es el culpable de las cinco muertes. Estaba allí, las pruebas le señalan, sus problemas psiquiátricos en el ejército le delatan. Pero él se limita a dar el nombre de una persona a la que quiere ver: Jack Reacher, el policía militar que prometió matarle si él disparaba contra alguien. Y Jack Reacher, que hace las cosas a su manera, aparece.

La película, argumentalmente, es sencilla. Su concepción, muy clásica, rememorando las fórmulas del cine policiaco de los 70. Su estilo bastante impactante. La secuencia de apertura, larga, sin diálogos, sólo la imagen para explicar las cosas, es magistral. No hay mucha acción, pero las escenas que hay, están muy conseguidas y bien dosificadas. Mejor las peleas (muy imaginativas) que las persecuciones.

Pero por encima de la acción se impone el suspense, la investigación que Reacher lleva a cabo para tratar de averiguar la verdad de lo ocurrido.

El papel está hecho a medida de Tom Cruise: otro personaje de acción para sumar a su carrera. Ro­samund Pike se mueve entre la perplejidad y la admiración por ese militar tan peculiar. Sencilla pero muy entretenida.

 

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter