UN AMOR ENTRE DOS MUNDOS

Director: Juan Solanas
Calidad Técnica: Buena
Duración: 199 m.
Aspectos a destacar: - - - -

Dos mundos, dos sistemas gravitatorios, dos personas que tendrán que demostrar que su atracción es más fuerte que la gravedad.

Si nos centramos en el argumento, su historia no pasa de ser la clásica de cualquier película romántica. Adam se enamora de Eden cuando se ven, siendo adolescentes, en las cimas de sus respectivos mundos. Romeo y Julieta en versión ciencia-ficción. Nada nuevo en su planteamiento y en su desarrollo.

Sin embargo, en su apartado visual, la película es imponente, con una original y alucinante concepción de los espacios y con sorpresas a cada vuelta de fotograma.

Las peculiares reglas de estos mundos (algo forzadas) posibilitan unos juegos de perspectivas llamativos que invitan a mirar de un modo nuevo. Solanas demuestra una herencia muy ecléctica de diversas fuentes a las que consigue integrar en su peculiar universo sin excesivas estridencias. Hay influencias kitsch, de cómics clásicos, de Nolan, Metrópolis, mezcla de romanticismo, aventuras y futurismo.

Una película descompensada en fondo y forma pero que merece una oportunidad.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter