HOTEL TRANSILVANIA

Director: Genndy Tartakovski
Calidad Técnica: Buena
Duración: 91 m.
Aspectos a destacar: - - - -

          Drácula es el dueño del Hotel Transilvania, un lugar de paz y remanso donde los monstruos pueden descansar de la ajetreada vida que les supone convivir con los humanos. Pero, en realidad, el hotel tiene otra misión: es una excusa para que Mavis, la hija de Drácula, no salga al mundo exterior y no corra peligros innecesarios. Ahora es el 118 cumpleaños de Mavis (mayor de edad) y vienen muchos monstruos a celebrarlo. Monstruos... y un excursionista, un despistado muchacho humano que despierta el interés de Mavis.

          El tema acerca del padre sobreprotector y la hija que busca espacio está ya muy trillado y la película no aporta gran cosa. En realidad lo utiliza simplemente como excusa para desarrollar la trama.

          No es una genialidad de película pero hay que reconocerle que, para el público adulto, resulta muy divertida en la deconstrucción que hace sobre el imaginario de los monstruos, especialmente en el modo de presentarlos por primera vez. La galería de personajes es, a la vez que reconocible, original y casi todos los gags funcionan con precisión.

          Además combina bien ese humor adulto con golpes eficaces para los pequeños.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter