LUCES ROJAS

Director: Rodrigo Cortés
Calidad Técnica: Buena
Duración: 119 m.
Aspectos a destacar: - - - -

Margaret y Tom se dedican a desmon­tar fraudes paranormales. En 30 años nunca han visto un caso real. Pero ahora ha reaparecido Simon Silver, vidente y cu­randero, con el que Margaret tuvo problemas tiempo atrás.

Las luces rojas son las maniobras de distracción que un ma­go o un espiritista utilizan para distraer la atención de su público.

El plan­teamiento y el desarrollo de la película son muy buenos. Rodrigo Cortés cuenta con unos impo­nentes Robert de Niro y Sigourney Weaver que cargan de intensidad a la película. También la planificación y el montaje ayudan mucho a ello. Los diálogos están escri­tos con esmero y atención, de modo que nos presentan correcta­mente la evolución de los personajes y las diversas variaciones paranormales.

Sin embargo, el di­rector no sabe medirse. Curiosamente, ese final que debería sorprender e impactar, resulta endeble y nos deja indiferentes. Además, introduce esce­nas caprichosas, como la pelea en el baño o la de la consulta de de Niro, que no aportan nada y son confusas.

Es una pena que, una película tan sugerente en su desa­rrollo, no sepa terminar la faena.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter