UNA MUJER, UNA PISTOLA Y UNA TIENDA DE FIDEOS CHINOS

Director: Zhang Yimou
Calidad Técnica: Buena
Duración: 95 m.
Aspectos a destacar: - - - -

          Wang contrata a un policía corrupto para que mate a su mujer y al amante. Pero el policía tiene sus propios planes, sencillos y eficaces, para quedarse con el dinero de Wang. Pero las cosas se van complicando. El título procede de aquella frase de Jean-Luc Godard: Para hacer una película basta con una mujer y una pistola. Godard, como tantos otros, sabía del poder de sugerencia de ambos elementos. Eso es lo que hicieron los hermanos Coen en Sangre fácil y esa es la película que Yimou homenajea situando su historia en el siglo XIX, en una apartada posada en un lugar de paso en el desierto. La película, durante gran parte del metraje es muda y deliberadamente redundante, centrada en dos escenarios donde los personajes toman decisiones equivocadas. Un par de cadáveres, un par de entierros precipitados. Lo mejor, como siempre en el director, su sorprendente esteticismo recargado.

          Para cinéfilos y seguidores  de Yimou.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter