HARRY POTTER Y LAS RELIQUIAS DE LA MUERTE: PARTE 2

Director: David Yates
Duración: 130 m.
Aspectos a destacar: - - - -

          Harry, Ron y Hermione continúan buscando los horrocruxes para dar muerte a Voldemort. Mientras tanto, la situación en Hogwarts va degenerando cada vez más en bandos enfrentados.

          Octava y última película. La mejor junto con El prisionero de Azkaban. Hay un buen equilibrio entre los diversos temas. Tiene sentido trágico (ese comienzo de funeral, esos silencios sobrecogedores), momentos líricos (magnífica la secuencia del pensadero en que se desvelan muchos misterios), cierto tono épico (el asedio a Hogwarts), trascendentales (la estación de Kings Cross convertida en una especie de limbo) y melancólicos (el final 19 años después).

          El humor  y romance están mucho más controlados y hay secuencias, como la muerte de Bellatrix Lestrange, en las que la gente aplaude porque, para qué negarlo, a todos nos caía mal (genial Helena Bonham-Carter haciendo odioso a su personaje).

          En esencia, la lucha del Bien contra el Mal cobra sentido y, aunque la saga se ha ido cargando con demasiados personajes, el drama funciona con inteligencia.

          El último tren del andén 9 y 3/4 ha partido. Pero bien está lo que bien acaba.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter