JOHNNY ENGLISH RETURNS

Director: Oliver Parker
Calidad Técnica: Buena
Duración: 99 m.
Aspectos a destacar: - - - -

          Johnny English organizó una pifia tremenda en Mozambique al permitir que mataran al presidente y fue expulsado del MI7. Ahora vive en un monasterio budista, retirado. Pero un agente de la CIA quiere que él siga siendo su contacto en el MI7 y debe incorporarse de nuevo a sus labores como espía.

          Hay tantos incondicionales de Rowan Atkinson como alérgicos a sus muecas. La película es más de lo mismo: quien le ve la gracia a Atkinson disfrutará y, quien no la ve, lo odiará aún más.

          Johnny English se enfrenta a una trama en la que deberá descubrir al topo que está en el MI7, especialmente desde el momento en que él se convierte en el principal sospechoso.

          Atkinson es, sobre todo, un mimo, y explota al máximo su gestualidad, sus caretos, su humor físico. Delirante en su entrenamiento budista, divertido en la secuencia de la silla de ruedas. Lo lleva al límite en la escena en que debe luchar con su propio cuerpo mientras empuña un pintalabios. El epílogo, ese placaje a esa persona en concreto, es de premio.

           Un reparto bastante conocido, apoya esta cinta sin otra pretensión que la de pasar el rato.

 

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter