LAS AVENTURAS DE TINTÍN: EL SECRETO DEL UNICORNIO

Director: Steven Spielberg
Calidad Técnica: Buena
Duración: 107 m.
Aspectos a destacar: - - - -

          Tintín compra la maqueta de un barco, el Unicornio, con una larga leyenda tras él. Sin embargo, un hombre llamado Sakharine también lo quiere y empleará cualquier medio para conseguirlo.

          Spielberg vuelve a lo que mejor sabe hacer: cine de aventuras con calidad. Utilizando la captura de movimiento, logra que la animación esté dotada de un realismo excepcional y, al mismo tiempo, puede componer escenas que habrían sido imposibles con imagen real.

          Muy lograda la historia de Rackham el Rojo al entrelazar la historia presente de Haddock con el relato que cuenta a modo de flash back. Y, también, muy sorprendente la secuencia con el sidecar en Marruecos. Los escenarios digitales y los fondos son de una calidad asombrosa que conjugan la estética de los cómics con el realismo.

          A veces puede resultar algo agotadora con tantas persecuciones y acción sin fin, cosa que evidencia que el destinatario final es público infantil. Pese a todo, es una película que también pueden disfrutar los adultos. Spielberg demuestra su habilidad para el espectáculo y su orginalidad visual.

          Aquí, principalmente gracias a Milú lleva al extremo su travelling spielbergiano que comenzó utilizando en sus primeras películas, filmando a ras de suelo en larguísimos movimientos, capaces de pasar de lo general a lo concreto, sin perder un solo detalle.

          Aunque el comienzo pueda parecer lento (la investigación de Tintín sobre el Unicornio y la presentación de personajes toma su tiempo), pronto se desencadena la acción, sin conceder respiro. A la larga, resulta demasiado desenfrenada, pero indudablemente el director aún conserva su capacidad para entretener a cualquier tipo de espectador.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter