NO MIRES ATRÁS

Director: Andrea Molaioli
Calidad Técnica: Buena
Duración: 95 m.
Aspectos a destacar: Una escena y detalles sensuales

          En un pequeño pueblo italiano se encuentra el cadáver de una joven a la orilla del lago. El comisario Sanzio se encarga del caso en un lugar en el que todo el mundo parece saber todo de todos.

          La trama de No mires atrás es muy clásica y muy convencional: asesinato, investigación, conocimiento de los sospechosos, descubrimiento del culpable.

          El interés principal está en la ramificación para contarnos la vida familiar del comisario: una esposa con una enfermedad mental degenerativa y una hija en la adolescencia a la que no entiende muy bien. El comisario trata de compaginar su trabajo, las visitas a su esposa en el sanatorio y la relación con su hija a la que sigue viendo como una niña.

          Hay una buena planificación pero sin grandes novedades, de modo que queda reservada para aquellos que quieran una historia policiaca sin sangre, ni persecuciones, ni sobresaltos.

          El comienzo está muy logrado, con un excelente mcguffin que desvía la atención hacia una subtrama, que parece la principal, pero es sólo el motor de arranque e introduce tensión antes de que el crimen se cometa.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter