INVASIÓN A LA TIERRA

Director: Jonathan Liebesman
Calidad Técnica: Buena
Duración: 116 m.
Aspectos a destacar: - - - -

          Una súbita invasión extraterrestre se hace con el control de las principales ciudades del planeta. En Los Ángeles se libra una batalla decisiva.

          Lo bueno de la película es que, consciente de la poca importancia de los personajes, no dedica una hora a presentar caracteres de manual, sino que se apresura a entrar en acción y ofrece lo que el público espera: disparos y destrozos de hormigón. A los 15 minutos ya se ha producido la invasión y los militares tienen que llevar a cabo la misión que les encargan: entrar en un barrio determinado de Los Ángeles, rescatar a unos civiles y , ya de paso, eliminar una nave que controla la aviación enemiga.

          Desde este punto de vista, la película es, en realidad, una propuesta bélica, al estilo de Black Hawk derribado. De hecho, se ve bastante poco a los alienígenas y la situación se reduce a narrar una operación militar. La diferencia es que, como son extraterrestres, no hay problema en disparar incesantemente a todo lo que se mueve.

          Los personajes son la quintaesencia de los tópicos (el sargento curtido a punto de retirarse, la militar de aviación, el inmigrante...) pero, a pesar de todo, resulta entretenida. El ritmo que imprime Liebesman y el detallismo de cada aspecto del rescate, consiguen que las casi dos horas de tiroteos transcurran con facilidad.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter