LAS CRÓNICAS DE NARNIA: LA TRAVESÍA DEL VIAJERO DEL ALBA

Director: Michael Apted
Calidad Técnica: Muy buena
Duración: 115 m.
Aspectos a destacar: - - - -

          Lucy, Edmund y su primo Eustace aparecen de pronto en Narnia cuando se desborda el mar de un cuadro. Aún no saben qué hacen allí hasta que Caspian les informa de que siete Lores de su reino han desaparecido y está tratando de encontrarles.

          Michael Apted arranca la película manteniendo una cierta uniformidad de estilo con respecto a las dos precedentes: colores intensos y decorados de cartón piedra. Pero después, poco a poco, se va volviendo más madura, más oscura.

          La secuencia de la serpiente marina es muy espectacular, mejorando lo visto en Piratas del Caribe 2 y Furia de titanes. Lo mismo se puede decir del comienzo (el cuadro de una marina desbordándose en la habitación) y el final (el oleaje del Reino de Aslan).

          Desde un punto de vista dramático son interesantes algunas escenas como la de la tentación de Lucy: la niña, envidiosa de la belleza de su hermana mayor, se transforma en ella y se traslada desde el camarote del barco narniano a un paseo marítimo estadounidense, donde suena música jazz y puede sentirse la reina de la fiesta. El contraste de colores y de ambientes y el modo en que se realiza la transición son muy inteligentes.

          Estos recursos hacen que se agradezca que la producción esté en las manos de Walden Media y no en las de Disney: la trama es mucho más vigorosa, más ágil, con ritmo sostenido, planteando muy bien las motivaciones de los personajes y con secuencias de acción verosímiles.

          Los siete Lores (las caídas en los 7 pecados capitales), la vocación de Eustace, la conservación de la inocencia y todos los elementos cristianos de la alegoría de C. S. Lewis se mantienen intactos.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter