GRU: MI VILLANO FAVORITO

Director: Pierre Coffin y Chris Rennaud
Calidad Técnica: Buena
Duración: 95 m.
Aspectos a destacar: - - - -

          Gru es un villano que se sintió despreciado por su madre desde la infancia. Desde entonces, siempre ha intentado ser lo más malo posible. Pero no corren buenos tiempos para los villanos: hay una nueva generación joven con ideas, ha sumado algunos fracasos y, como la crisis afecta a todos, se encuentra escaso de dinero. Para solucionar los problemas decide adoptar a tres niñas e infiltrarlas en casa de Vector, su mayor rival villano, y robarle un invento. Su plan: robar la luna.

          El guión de Gru, mi villano favorito no es ni muy sólido ni muy original. Pero es una película muy graciosa y muy tierna. No se trata tanto de construir una trama coherente como de presentar una serie de gags alocados, rápidos y absurdos, llenos de golpes y porrazos. En muchas ocasiones recuerda a las aventuras de Correcaminos y coyote.

          Por otra parte, desde que las tres huerfanitas irrumpen en el mundo de Gru se convierten en protagonistas: les basta la gestualidad encantadora y unas cuantas frases brillantes para conquistar al espectador.

          El otro punto fuerte de la película son los minions, ese ejército de monstruitos amarillos que hacen disparar las carcajadas en cuanto entran en escena. No sabemos de dónde han salido ni cómo llegaron a conocer a su jefe, pero apoyan a Gru incondicionalmente tanto en sus planes descabellados como cuando se va convirtiendo en una buena persona.

          No es una gran película pero, dentro de la animación, es una de las más divertidas de los últimos años.

          Lo más curioso es que el verdadero villano de la función es el banquero con su edificio de estética infernal. ¿Una crítica nada sutil?

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter