ULTIMÁTUM A LA TIERRA

Director: Scott Derrickson
Duración: 104 m.
Aspectos a destacar: - - - -

          Una nave espacial esférica ha aterrizado en Central Park. Un grupo de científicos son requeridos para que presencien el acontecimiento. El ser que desciende de la nave anuncia que viene a proteger la Tierra. Pero viene a protegerla de los humanos.

          La versión de 1951 de Ultimátum a la Tierra es una película de culto, un clásico de la serie B. Pedestre en efectos especiales, infantil en su denuncia nuclear pero con cierto encanto. Derrickson cambia la amenaza nuclear por un mensaje ecologista y se zambulle en un mar de efectos especiales que aportan poco o nada a la historia. Pero no logra ganar en encanto.

          Los primeros minutos son interesantes, tienen su suspense y mantienen al espectador atento. Pero en cuanto Klaatu (Keanu Reeves) escapa del hospital no hay nada que logre amenizar lo previsible. Klaatu quiere averiguar si los humanos son definitivamente malos o no del todo malos.

          La pena es que Derrickson, que normalmente llena de inteligencia sus guiones, aquí se muestra mecánico y un tanto sosillo. Se deja ver pero deja bastante indiferente. Imposible simpatizar con unos personajes bastante desdibujados. En conclusión: el extraterrestre podía haberse ahorrado el viaje.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter