PENÉLOPE

Director: Mark Palansky
Calidad Técnica: Muy buena
Duración: 109 m.
Aspectos a destacar: - - - -

          Penélope es aristócrata, rica, inteligente y con buen corazón. Pero no encuentra un partido porque, debido a una maldición, tiene nariz y orejas de cerdo.

          Si hay una actriz capaz de prestarse a un maquillaje de napia porcina es Christina Ricci y, como siempre, resulta fascinante. Otra de sus grandes interpretaciones. Junto a James McAvoy, logran alguna secuencia extraordinaria, como el modo en que se van conociendo, separados por un espejo­cristal.

          Penélope es un cuento de hadas de los pies a la cabeza. Lo que no está claro es que sea una película infantil, de ahí la dificultad para recomendarla. Es también una historia romántica con sus característicos encuentros y desencuentros entre chico y chica por motivos equivocados.

          Pero, sobre todo, Penélope narra el descubrimiento del mundo, de la amistad, del amor y el conocimiento de uno mismo desde una perspectiva edulcorada, pero con mucho más fondo del que aparenta.

          El director maneja con eficacia la frontera entre la fantasía y la realidad, entre el colorido del mundo privado de Penélope y el del mundo real, para entregar una película romántica llena de optimismo.

          El reparto de secundarios apoya bien y, como son buenos actores, se hacen notar. Para cualquier adulto que aun crea en los finales felices.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter