KUNG FU PANDA

Director: Mark Osborne y John Stevenson
Duración: 92 m.

          Po es un panda insatisfecho con la vida que lleva. Trabaja en un restaurante con su padre, un ganso cuya especialidad son los fideos. Hoy se celebra la elección del Luchador Dragón. Po acude a ver quién de los Cinco Furiosos es elegido, pero la sorpresa es mayúscula cuando el maestro Oogway le escoge a él.

          Kung Fu Panda logra que la sucesión de gags no se convierta en algo episódico gracias a un guión de relativa solidez. Por otra parte, combina muy bien el estilo slapstick, golpes y porrazos para entretener al público infantil, con referencias más adultas, imitando a películas de artes marciales como Kill Bill, Tigre y dragón o Héroe.

          La película es un pasatiempo familiar y palomitero, sin grandes pretensiones, pero apostando por la calidad en todas sus facetas: el humor, el diseño de fondos y, sobre todo, unas imaginativas peleas que van recorriendo toda la trama desde la fuga de Tai Lung a la pelea en los tejados pasando por la secuencia del puente o la del combate de panecillos.

          También la música está cuidada, con resonancias orientales.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter