DUEÑOS DE LA CALLE

Director: David Ayer
Calidad Técnica: Muy buena
Duración: 109 m.
Aspectos a destacar: Mucha violencia

          Tom  es un poli violento, duro y se lleva mal con casi todo el departamento. Su jefe le apoya porque sabe que es el mejor. Cuando dos encapuchados asesinan a un policía las cosas se complican para todos. Narcotraficantes contra policías, Antivicio contra Asuntos Internos, compañeros contra compañeros... La corrupción va aflorando a cada paso que Tom da y, a sus espaldas, van quedando muertos.

          El guión es bastante previsible porque todo el mundo ha visto L. A. Confidencial. El espectador se da cuenta de quiénes son los malos desde el principio, cosa que a Tom le llevará toda la película. Y, pese a ello, Ayer dirige de modo tan realista e intenso que nos sumerge en la investigación de Tom de modo inevitable.

Keanu Reeves hace un papel bastante distinto al habitual y consigue la fuerza que parecía necesaria. Además hay un gran plantel de secundarios (Whitaker, Harris, Laurie) que aportan gran riqueza de matices a los personajes.

          En la línea del realismo sucio de Serpico, French Connection y el cine policíaco de los 70.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter