ALVIN Y LAS ARDILLAS

Director: Tim Hill
Calidad Técnica: Buena
Duración: 90 m
Aspectos a destacar: - - - - -

         Alvin da cobijo en su casa a tres ardillas parlanchinas. Todo va bien en un principio, pero cuando el éxito musical les sonríe, la convivencia bajo un mismo techo se complica extraordinariamente.

          La mezcla de animación e imagen real está muy conseguida, en la línea de Garfield. Hay que admitir que las ardillas tienen su encanto y originan algunos gags con gracia.

          En general el argumento es ramplón y repetitivo. Eso provoca que, a pesar del movimiento de la cámara y lo acelerado del montaje, se caiga con frecuencia en el aburrimiento pues la historia no logra abrirse paso por cauces nuevos.

          El humor es casi siempre previsible y sencillote: golpetazos, trampas y chistes marrones.

          Aunque los adultos deban abstenerse, la película arrasó entre los más peques de la casa y, como ellos también cuentan, recaudó la escalofriante cifra de 300 millones de dólares. Como para pensarse un par de veces qué clase de cine compensa hacer.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter