SHREK 3

Director: Chris Miller
Calidad Técnica: Buena
Duración: 92 m
Aspectos a destacar: - - - - -

          La muerte del rey Harold deja a Shrek y a Fiona como herederos directos del trono. Shrek no quiere ser rey, así que cabe la posibilidad de buscar al siguiente heredero en la línea sucesoria, un tal Arturo.

          Esto es lo peor de la historia: parece que todos son personajes secundarios. Hay tanta gente moviéndose por la pantalla, hay que conceder frase de guión a tanto ratoncillo, cerdito, y bruja que todo parece igual de importante. Que es tanto como decir irrelevante.

          La mejor secuencia de la película es la llegada al instituto de Artie, un instituto muy british, como debe ser, y con un inteligente tratamiento de las anacronías. El instituto tiene unas divertidas pijas, un grupo que juega al rol, el equipo de deportistas (torneos) y, lo mejor de todo: Artic es una víctima continua del bullying.

          Por desgracia, de ese acoso escolar, se querrá luego extraer la personalidad, modo de ser y reacciones del personaje. Cosa que da pie a diálogos más propios del didactismo Disney que de la subversión a la que Shrek nos tenía acostumbrados. Shrek Tercero se salva por su dinamismo y la inercia que lleva.

          Entretenida, pero cada vez más lejos de la original.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter