PIRATAS DEL CARIBE: EN EL FIN DEL MUNDO

Director: Gore Verbinski
Calidad Técnica: Muy buena
Duración: 168 m
Aspectos a destacar: Algo de violencia

     Para disfrutar de esta tercera entrega de Piratas del Caribe es conveniente tener fresca en la memoria la segunda de las películas. La cosa tiene cierta complejidad que no permite la pereza mental.

     No basta con sentarse ya que hay 7 personajes protagonistas empujando la acción en diferentes sentidos: cada     uno tiene sus objetivos y sus intenciones secretas. Las alianzas y las traiciones se encadenan incesantemente, cosa que desemboca en escenas como ésa en que todos sacan dos pistolas a la vez (y no les bastan) o la elección del Rey de los piratas.

     Visualmente tienen gran atractivo muchas de las secuencias con barcos: entre hielos, entre estrellas, entre dunas, en remolinos, boca abajo... La larguísima batalla final, sin ser especialmente original, esta muy bien rodada e incluye una sorprendente boda.

     El más flojo de los personajes sigue siendo el de Orlando Bloom. Y llama más la atención porque todos los demás se lucen con interpretaciones originales. Geoffrey Rush impone su genio y Johnny Depp desborda maestría fabricando al que ya es un icono cinematográfico: el ocurrente Jack Sparrow. Alucinante su primera (y múltiple) aparición.

     Para cualquiera que disfrute con el cine de aventuras en donde todo puede suceder.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter