ROCKY BALBOA

Director: Sylvester Stallone
Calidad Técnica: Buena
Duración: 102 m
Aspectos a destacar: - - - - -

    

Rocky sobrelleva el paso de los años y su viudedad. En la televisión, se especula sobre si en un combate ganaría el legendario Rocky Balboa o el campeón Mason Dixon.
Se acerca más a Cinderella Man que a cualquiera de los otros Rocky. Es una historia humana, blandita, sentimental y cotidiana sobre un boxeador retirado que cada día va a pasar un rato ante la tumba de su mujer, que siente la necesidad de hacer el bien con quienes se cruza y... de dar unos cuantos puñetazos sobre el ring.
Hay una historia de amor sugerida y discursos emotivos de esos que les gustan tanto a los americanos y que Stallone no parece el actor adecuado para hacerlos.
Cuando llega el combate ocurre algo paradójico: bien rodado pero no parece violento; Stallone esta en forma pero no nos creemos ni uno solo de los golpes; hay ganchos y riadas de puñetazos pero no los sufrimos; hay épica pero no nos preocupamos.
Rocky-Stallone se ha montado su propia fiesta de homenaje y quien asista al ring descubrirá que, pese a todo, existe una elegancia inesperada, que al abuelito le quedan algunas batallas por contar. Se repite, pero lo cierto es que, al menos esta vez, la ha sabido contar.
Como dice uno de los locutores del combate: Bienvenidos a Rockvlandia.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter