CARTAS DESDE IWO JIMA

Director: Clint Eastwood
Calidad Técnica: Muy buena
Duración: 140 m
Aspectos a destacar: Mucha violencia

     Si en Banderas de nuestros padres se observaba la batalla desde el lado de los americanos, en Cartas desde lwo Jima los protagonistas son los japoneses. Clint Eastwood logra, con ambas, una interpretación de los hechos muy notable.

     Sin embargo, Cartas desde lwo Jima es sensiblemente superior a su antecesora. En los contenidos, pese a ocasionales momentos crudos, es tremendamente humana. Deja hablar a los personajes y que las motivaciones afloren de modo natural. En su apartado técnico utiliza una portentosa fotografía casi sin color. Las llamaradas y explosiones cobran especial viveza al irrumpir súbitamente sobre unas imágenes apagadas.

     Y, si en Banderas de nuestros padres, los flash-back acababan por lastrar la trama y hacerla confusa, aquí están cargados de sentido y resueltos con elegancia. La película es un homenaje a los miles de soldados, de ambos bandos, que cayeron en Iwo Jima. Pero es, sobre todo, una reflexión sobre las muchas cosas que tenernos en común los humanos, por muy distintas que sean nuestras culturas.

     Subtitulada en su totalidad.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter