CARS

Director: John Lasseter
Calidad Técnica: Muy buena
Duración: 116 m.
Aspectos a destacar: - - - - -

Rayo es el novato revelación: un coche poderoso, rápido y rojo. También es orgulloso, independiente y egoísta. Una noche, mientras viaja a Califonia en el camión, es accidentalmente descargado en Radiador Springs, un pueblecillo de buena gente pero con poco futuro.

Ante Cars es inevitable sentirse un poquito defraudado porque formalmente es lo mejor que se haya podido ver jamás en animación. Su estilo es apabullante. Cars empieza en un estadio de automovilismo donde corredores y espectadores (miles de ellos) son coches. Y quieras o no te deja pegado al asiento: brillos, colorido cinético, movimiento, iluminación...

Pero su contenido es blandito, sentimental y parece que, por desgracia, Pixar se ha... disneyficado. La trama es la historia archiconocida de superación personal sin el más leve atisbo de dramatismo, originalidad o fuerza. En algunos tramos se hace aburrídilla.

A la película le sobra metraje y maestría. Si te descuidas parece normal que un dibujo animado haga ruido al rodar sobre la tierra de un sembrado, que la hierba quede aplastada por neumáticos, que miles de coches hagan la ola en las gradas apagando y encendiendo los faros. Me quedo con la escena de los tractores.

Pese a sus defectos merece la pena. También, claro, por ese corto que Pixar nos suele regalar antes de cada película y por 1os títulos de créditos finales.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter