SKY HIGH: UNA ESCUELA DE ALTOS VUELOS

Director: Mike Mitchell
Calidad Técnica: Buena
Duración: 100 m
Aspectos a destacar: - - - - -

Will es hijo de Comandante y Supersónica. Con unos padres así, él se ve obligado a fingir que también tiene poderes. Y cuando llega a Sky High, la escuela para superhéroes, él no queda clasificado como héroe. Será un simple currito.

Una historieta con una trama similar a Harry Potter y una estética y humor cercanos a los de Spy Kids. Una especie de X-Men para chavales.

Para que nadie se llame a engaño y resulte evidente que todo es una gran broma, hasta los trajes de los superhéroes parecen sacados de un mercadillo para fiesta de disfraces. No pretende insultar la inteligencia del espectador simplemente tratan de fabricar un entretenimiento eficaz. Incluso cuando se ponen didácticos, cosa en la que Spy Kids se excedía, acompañan la moralina con ciertos toques de humor gamberrete y burlón.

El comienzo de la trama parece no augurar nada bueno porque es apresurado y desmembrado. Después los personajes y las situaciones se asientan en la lógica.

Para los chavales, entretenida, y, para los mayores, hay múltiples referencias a otras películas: aparece una especie de Darth Vader, un Joker, una pizquita de Mars Attacks y, por supuesto, un montón de superpoderes ya conocidos pero utilizados de maneras bastante peculiares y desmitificadoras.

Lo del baile en los institutos americanos empieza a ser preocupante: ¿por qué los organizan si en todas las películas provocan tantos caos emocionales? Curioso.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter