EL EXORCISMO DE EMILY ROSE

Director: Scott Derrickson
Calidad Técnica: Muy buena
Duración: 119 m
Aspectos a destacar: Violencia

Emily Rose, la mayor de 4 hijas de una familia católica está poseída. Muere poco después del malogrado exorcismo. El sacerdote es llevado ajuicio acusado de homicidio por negligencia.

Si alguien espera una de terror estilo El exorcista o La profecía quedará defraudado porque no se trata de una película de sustos, aunque haya algunas secuencias fuertes. Lejos de los clichés del sensacionalismo, se trata de una reflexión, juiciosa y sobria, sobre el misterio del mal.

Hay algún que otro momento puramente comercial (la muerte del psiquiatra) y algún momento para la galería (la interpretación de Hallowcen). Pero dejando al margen estos dos momentos se trata de una película que invita a una reflexión seria, con una respuesta final impactante e inesperada.

Aunque el director no es católico, encuentra el camino para formular profundos interrogantes. Centrarse en el juicio y recurrir a Emily Rose en, flashback, es un acierto considerable porque nos permite adentrarnos en los planteamientos del sacerdote, la abogada, el fiscal y la galería de médicos y científicos que pasan por el banquillo.

La respuesta a la posesión de Emily explica muy bien la actitud del sacerdote, que no quiere acuerdos con el fiscal; el anterior caso de la abogada sirve para que se entienda mejor su súbito descubrimiento del Mal; cada personaje tiene motivaciones bien explicadas.

Una de las películas más inteligentes del pasado año.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter