ORGULLO Y PREJUICIO

Director: Joe Wright
Calidad Técnica: Muy buena
Duración: 127 m
Aspectos a destacar: - - - - - - -

En manos de cualquier otro la historia no pasaría de ser un culebrón, pero Jane Austen la convierte en obra de arte. Posee instinto para los detalles en las relaciones humanas y un estilo asombrosamente moderno.

Aunque ninguna de las versiones cinematográficas realizadas hasta el presente le hace del todo justicia, hay grandes adaptaciones que se aproximan mucho a la totalidad de su escritura.

Emma Thompson logró captar el humor de Sentido y sensibilidad en un guión magistral. Orgullo y prejuicio no anda escasa de humor pero se centra en esos diálogos llenos de sutilezas e ingenio, en la capacidad para ofrecer siempre respuestas adecuadas a preguntas imposibles de contestar.

La fotografía de la película es magnífica y no sólo por las localizaciones. Secuencias como las de los bailes demuestran un perfecto dominio de la cámara. El director abre el campo, de modo que, en un espacio cerrado, es capaz de filmar, al mismo tiempo, primeros planos y el vértigo de la multitud en movimiento. Después se mueve en largos travellings dentro de ese bullicio como si fuera fácil.

Una Keira Knightley pletórica es capaz de llenar de sentido las múltiples facetas del carácter de Lizzie. Película ingeniosa, divertida y de una elegancia formal notable.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter