STEAMBOY

Director: Katuhiro Otomo
Calidad Técnica: Buena
Duración: 126 m
Aspectos a destacar: Violencia

Exposición Universal de 1851 en Inglaterra. El mundo científico se siente capaz de todo -la Razón es el nuevo dios- y la posesión de la bola de vapor es decisiva.

Al igual de Akira, es probable que Steamboy se convierta en un film de culto para muchos. Su aspecto formal es apabullante por la calidad. Otomo despliega todas sus dotes visuales e imaginativas para construir un fascinante mundo retrofuturista en la línea de steampunk.

El problema es el contenido. Adentrarse en los límites de la ciencia, tratar de marcar la frontera entre lo humano y lo inhumano es, en principio, apasionante. El director incluso está armado de buenas razones. Pero los personajes no tienen un armazón consistente, aparecen y desaparecen sin dejar nada en el espectador.

Para quien sepa disfrutar de la animación por a animación. Al resto del mundo puede incluso aburrirle.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter