LOS CHICOS DEL CORO

Director: Cristophe Barratier
Calidad Técnica: Excelente
Duración: 95 m
Aspectos a destacar: Expresiones soeces

1949. Clément Mathieu, músico fracasado, entra como vigilante en el internado El fondo del estanque. A los cinco segundos se ha ganado el apodo de cabeza huevo. Haciendo frente al cruel director formará un coro con los chicos.

Los chicos del coro es idealista, persigue con afán llegar a los buenos sentimientos del espectador, rodea la ambientación de melancolía y chapotea sin rubor en el edulcoramiento. Barratier dota a sus personajes de una sencilla humanidad sin quiebras. No hay problemas para discernir los caracteres. Los rostros de los personajes nos dicen ya todo acerca de ellos. Hasta el nombre del internado es toda una declaración de principios.

Tiene cierto aire de cuento, de narración dickensianao La película está llena de tópicos (el director malo, el recién contratado bueno...) y el drama avanza conforme lo esperamos. No hay sorpresas e incluso el final es fácil de deducir.

Sin embargo, no hay problemas para dejarse atrapar por la sencillez y bondad que exhibe cada fotograma.

Hay que reconocer la eficacia de los golpes de humor, suaves, sutiles, y la naturalidad de las actuaciones. Su música y una fotografia otoñal de posguerra son sus mejores bazas.

Una película para ver junto con su antítesis, esa pequeña genialidad que fue Escuela de Rock, y quedarse con un término medio.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter