LA GUERRA DE LOS MUNDOS

Director: Steven Spielberg
Calidad Técnica: Buena
Duración: 116 m
Aspectos a destacar: Violencia

Ray, divorciado y bastante impresentable, recibe durante el fin de semana a sus dos hijos. Los planes cambian cuando los extraterrestes invaden la Tierra.

La primera parte de la película, 75-80 minutos, tiene una enorme fuerza centrada en el análisis del pánico. Decenas, centenas, millares de personas, quedan bloqueadas y aturdidas sin saber qué hacer. Ray emprende el camino para tratar de salvar a sus hijos mientras contempla la devastación de un anticipado apocalipsis.

La tensión familiar, la aparición de los trípodes, la huida en coche, la marcha andando, se suceden con precisión minuciosa y secuencias impactantes. El control sobre las escenas de masas es una maravilla.

El segundo tramo es más torpe, algo más tópico e, incluso, un poco ingenuo. Las relaciones entre las personas y la supuesta inteligencia alienígena pierden credibilidad.

Tom Cruise se muestra tan eficaz como siempre. Dakota Fanning se hace con el protagonismo. El conjunto es bastante notable para tratarse de una peli de marcianos. No hay batallitas espaciales, ni héroes cachas, ni antihéroes graciosetes, ni presidentes americanos endomingados.

Tiene una carga dramática interesante y, sobre todo, Spielberg filma casi un ensayo sobre el pánico con una agudeza brillante.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter