BATMAN BEGINS

Director: Christopher Nolan
Calidad Técnica: Buena
Duración: 141 m
Aspectos a destacar: Violencia

 

El multimillonario Bruce Wayne anda organizando bronca en una cárcel china. Un hombre le muestra que hay otros medios mejores de impartir justicia.

No veremos a Batman hasta la hora y veinte de metraje. Mientras, con no mucha acción, conoceremos su infancia, la muerte de sus padres, su entrenamiento, el diseño progresivo de su traje... Pero no aburre porque Nolan es un mago del montaje (véase Memento) y organiza la historia casi a modo de thriller político, con numerosos personajes y escenarios sin que llegue a ser confuso.

Todos esos nombres del reparto, aunque no aparezcan mucho, ofrecen una inesperada solidez a la trama. Desde luego, a quien no guste de los superhéroes, no le interesará el giro hacia el cómic en el último tramo de la película. Ahí llega la acción, los correteos con el batmóvil y un curioso toque Resident Evil con los habitantes de Gotham invadidos por el pánico. Se echa en falta un poco más de coherencia en el tramo final pues desentona del comienzo.

Una cuestión: Beatrix Kiddo, Elektra, Bruce Wayne... todos van a aprender artes marciales a oriente. ¿No se abusa demasiado de este recurso últimamente en el cine? ¿No hay bastantes gimnasios asiáticos en occidente? Disfrutarán los fans de los cómics; a los demás les entretendrá tan sólo porque tampoco aporta nada nuevo.

Información ofrecida por Ateleus

 

Twitter