AL SUEÑO DE LA MUERTE HABLO DESPIERTO

Autor: Alfaro Drake, Tomás
Fuente: BAC

          Tomás Alfaro, ingeniero, es un excelente divulgador que tiene una notable cultura humanística. En su libro La victoria del sol hace un excelente ejercicio de didáctica al explicar a un hijo suyo la evolución de los conocimientos en la astronomía. En este caso, son 37 cartas a muy diversos personajes, en los que trata de entrar en el interior de cada uno de ellos para explicar su obra. Hay matemáticos, pintores, músicos, literatos, etc. Sorprende en primer lugar la variedad de personajes, tanto por el tipo de labor desempeñada como por la época y sus convicciones. En todos encuentra sino justificación al menos disculpa, y termina la carta con un: espero que sigamos hablando en el cielo. Alfaro, en su juventud militó en partidos radicales de izquierda. Más adelante tiene vuelve a la práctica religiosa y, en la actualidad, es un hombre de intensa vida cristiana por lo que se deduce de sus escritos. Un rasgo de su espiritualidad es la convicción en la profunda misericordia de Dios, puesto que se compadece de las miserias humanas. Alfaro, sin emitir juicios definitivos, confía en que algunos de sus personajes hayan sido alcanzados por la misericordia de Dios en los últimos instantes de su vida. Las cartas no son una ocasión para decirnos lo que piensa con el tema, sino para intentar entrar en la cabeza y el corazón de la persona a la que dirige la carta. En ocasiones, al ser suposiciones basadas en indicios, puede no acertar, pero no deja de ser muy interesante su reflexión. La búsqueda de la verdad y de la belleza es un camino que acerca a Dios; indudablemente algunos de sus personajes lo recorrieron con menos acierto. Alfaro sabe ver la chispa de luz, donde otros quizás se limitaran a ver un error, o simplemente no verían esa pequeña ventana abierta a la trascendencia; la carta a Sastre es una muestra de ello. El que llame a todos poetas es llamarlos buscadores de la verdad y de la belleza. Destaca su conocimiento musical por encima de las otras artes.

Twitter