DE VICTORIA PARA ALEJANDRO

Autor: Molina, Mª Isabel
Fuente: Alfaguara

          Estamos ante una novela, lo que significa que no hay que tomar por históricamente cierto lo que aquí se narra. La ambientación general es buena; la trama tiene garra. Victoria es una joven romana, cristiana, que vive en tiempos de Nerón. Su padre es un cónsul romano, respetuoso con la fe de su esposa fallecida, pero pagano; su abuelo materno fue un judío convertido que acompañó a San Pablo. Victoria recibe a la muerte de su abuelo una fuerte cantidad en herencia. Para recogerla se tiene que trasladar a Jerusalén, lo que hará bajo la custodia de un pariente judío. Desde el comienzo nota las fuertes diferencias en el trato a la mujer entre los judíos; diferencias a las que ella no que está acostumbrada; quizás aquí la autora carga un poco las tintas. Además, está enamorada de un esclavo cristiano, residente en Roma. Sólo si lograra comprar su libertad tendría alguna posibilidad de casarse con él. Acompañándola veremos algunas personas de Israel, como Marta en Betania. Quizás los rasgos judíos de obispo cristiano que aparece en Jerusalén están excesivamente distanciados del resto de los cristianos que aparecen. Victoria se ve envuelta en una boda concertada sin su consentimiento y en que su fortuna se va a ver comprometida. Salvando los detalles comentados, la novela es atractiva y en muchos rasgos ilustra bien la época.

Twitter