Son Tus Hijos | Escuela de Familias - EL CONTADOR DE ARENA

EL CONTADOR DE ARENA

Autor: Bradshaw, Gillian
Fuente: Salamandra

La acción se sitúa en Siracusa, Grecia, en el siglo III antes de Cristo. A pesar de que no disponemos de muchos datos sobre la vida de Arquímedes, los acontecimientos narrados, con un alto índice de componente novelístico, son básicamente ciertos. Arquímedes regresa a Siracusa proveniente de Alejandría, donde había inventado un ingenioso aparato para conseguir agua, con su esclavo Marco, de origen geográfico confuso. El regreso de Arquímedes es fruto de las llamadas apremiantes de su familia ante la enfermedad de su padre Fidias, famoso por sus conocimientos matemáticos. Arquímedes tiene una excepcional capacidad para la geometría, también para la música, y para las matemáticas en general. Su llegada a la ciudad coincide con la necesidad de defender la ciudad frente a un previsible ataque romano. Arquímedes construirá las mayores catapultas que se habían hecho hasta el momento, con una facilidad e ingenio que no pasa desapercibida al rey de la ciudad, Hierón, decido a retenerlo por todos los medios posibles dada su utilidad como ingeniero militar. Como es lógico, una persona de cualidades tan excepcionales provoca envidias y susceptibilidades y su vida se complicará en algunos momentos; mucho más cuando se enamora de la hermanastra del rey, con la que empieza a verse a escondidas. Con la trama de una novela, unos datos históricos de fondo ciertos, refleja bien las costumbres de la época con sus miserias y con sus grandezas. Narra, no sabemos con qué rigor histórico, algunas de las debilidades de Arquímedes y de sus conciudadanos, si bien sin recrearse en la narración.

Resulta ejemplar la lealtad de su esclavo, a pesar de la difícil coyuntura en la que se encuentra. La acción está situada en el año 264 antes de Cristo; En esa ocasión la ciudad resistió el asedio y llegó a un acuerdo de paz con Roma. En un posterior ataque romano, año 212 a. C, será tomada por los romanos y Arquímedes murió a manos de las tropas atacantes.

Twitter