UN MEGATERIO EN EL CEMENTERIO

Autor: Lalana, Fernando
Fuente: Casals

         En el pueblo, la vida hubiera seguido su rumbo habitual si no fuera por el cambio de maestro; al llegar Alfredo y salir al patio con sus alumnos vio a Beltrán y trató de organizar la protección de sus alumnos. En realidad, Beltrán vivía desde siempre en el pueblo; es cierto que medía cuatro metros de altura, que pesaba mucho más que cualquiera y que su aspecto recordaba vagamente al de los dinosaurios; pero por otra parte, había aprendido a hablar, trabajaba para el ayuntamiento,... Cuando un grupo de científicos llegó desde Madrid para estudiar a Beltrán, comenzaron sus problemas. Le insistieron para que fuera a Madrid y allí, por diversas circunstancias acabó en un zoológico. Un día, apareció en el pueblo perseguido por la Guardia Civil y todo el pueblo se alborotó por el acontecimiento. Disparatada historia que puede gustar por los contrastes que ofrece.

 

Twitter