EL SOLDADO QUE NOS ENSEÑÓ A HABLAR

Autor: León, María Teresa
Fuente: Universidad de Alcalá de Henares. Servicio de publicaciones

     Es una pena que pueda resultar difícil de encontrar este excelente libro en el que se nos narra la vida de Cervantes. No es una biografía al estilo habitual. Aunque la autora tiene un profundo conocimiento de la vida del autor de Quijote, la recrea con una gran habilidad artística. Con diálogos figurados, comienza con su nacimiento, hijo de un médico que nunca salió de pobre. Cervantes partió hacia Roma en el séquito de un joven cardenal. Allí convive con una variada gama de personas, hasta que se embarca como soldado para participar en la batalla de Lepanto, 1571, en la que como es sabido pierde una mano. En su viaje de regreso, es apresado el barco en el que navegaba y acaba en Argel, preso y con un precio de rescate casi imposible de alcanzar. Su madre y la Orden de la Merced, consiguen, tras muchos esfuerzos el rescate. Su matrimonio en Esquivias fue un fracaso y pocas veces volvió al hogar familiar. Como modo de ganarse la vida, acabó trabajando de recaudador para la Armada Invencible, lo que le provocó numerosos disgustos; de hecho, comenzó a redactar el Quijote en la cárcel de Sevilla. A pesar de tantas amarguras como pasó en la vida, supo reflejar la parte más amable. La biografía, refleja de modo indirecto el peso que para los campesinos supone la gloria de los Tercios. Cervantes volvió a Valladolid y acabó recalando en Madrid, donde fallece.

     Excelente la recreación biográfica. Es la vida de un artista, reflejada por otra artista en el género literario.

Twitter