UN ARQUITECTO GENIAL. GAUDÍ

Autor: Tarragona, Josep Maria
Fuente: Magisterio-Casals

En 1852 nace Antoni Gaudí, un arquitecto excepcional. Su padre tenía una ferrería donde su hijo pasa horas observando el trabajo del hierro. Con un gran esfuerzo económico de la familia, Antoni se traslada a Barcelona a estudiar Arquitectura. Durante la carrera colabora en un estudio de arquitectos para sufragar los gastos que supone su vida universitaria. Pronto destaca por sus concepciones del espacio, tan distintas de las convencionales. Antoni, observa a la naturaleza y extrae con gran facilidad sus leyes, que él aplica a la arquitectura. Es un hombre de profundas convicciones religiosas y una gran sensibilidad hacia las sangrantes desigualdades sociales que aprecia en la capital. Con el mecenazgo de algunas familias, comienza a construir algunos edificios, pero sobre todo, se centrará en el diseño y comienzos de la edificación de la Sagrada Familia, templo expiatorio, para el que el propio Gaudí llegará a pedir limosna, con el fin de hacer frente a los abundantes gastos que origina su construcción. Es consciente de que está construyendo algo cuyo final no verá. Pone sus abundantes conocimientos de la Escritura y de la Liturgia al servicio del Arte; pero es quizá de su propia vida interior de donde manan las ideas más originales. Murió como consecuencia de un accidente, atendido en un hospital de beneficencia. Está en marcha su proceso de beatificación.