MARCELINO PAN Y VINO

Autor: Sánchez-Silva, José Mª
Fuente: Anaya

Cuando era muy pequeño, Marcelino fue encontrado a la puerta de un convento de frailes franciscanos. Se cría con ellos y en el jardín tiene sus juegos infantiles. Le han dicho que no suba al desván, pero su curiosidad le empuja a subir para ver lo que hay allí. Descubre un gran crucifijo; a partir de ese momento, sube a saludarle y alimentarle... porque el Cristo de la cruz habla con él.

Famosa narración infantil que conserva todo su calor y ternura.

Si logras encontrarlo, procura leer del mismo autor: La burrita Non.

Twitter